Contrato Temporal: Conoce los 5 que existen

Indice

En estos tiempos, la mayoría de los empleados en España cuentan con un Contrato Temporal. La razón es obvia: La empresa no debe pagar una indemnización tan grande si el trabajador no cuenta con un contrato indefinido. Debido a esto, es esencial que los responsables de Recursos Humanos conozcan cuáles son los diferentes tipos de Contratos Temporales que existen.

En este artículo hablaremos sobre el Contrato Temporal, cuáles son los diferentes tipos que existen para la ley española y cómo no cometer errores a la hora de redactar uno.

Contrato Temporal

¿Qué es un Contrato Temporal?

Se considera un Contrato Temporal a un acuerdo laboral con la función de incorporar a un trabajador a un puesto laboral. Como su nombre lo indica, este contrato se celebra por una duración de tiempo determinada, de manera que pueda cubrir las necesidades de una empresa en situaciones particulares. Es por ese motivo que la relación contractual entre ese trabajador y la empresa u organización va a tener una duración duración determinada.

Se entiende que un Contrato Temporal sólo puede ser realizado en casos donde haya causa justificada, la cual debe ser indicada de antemano. De no cumplirse este punto, y en caso de que suceda una inspección de trabajo, se puede denunciar a la empresa por fraude de ley.

Características del Contrato Temporal

Con la excepción de los que duran menos de 4 semanas, que pueden ser arreglados de manera verbal, estos contratos deben ser celebrados por escrito. Se estima que este tipo de documentos deben contar con las diferentes características.

Datos del trabajador y de la empresa

En este caso se habla de nombres (o nombre de la persona jurídica), datos de contacto y NIF, entre otros.

Fechas

En la mayoría de los casos, el Contrato Temporal indica cuál es la fecha de inicio y la de finalización.

Tipo de jornada

Se entiende que puede ser de jornada completa (40 horas semanales, o más) o jornada parcial (menos de 40 horas semanales).

Motivo

En el contrato, se debe detallar cuál es el motivo por el cuál se está celebrando, que tipo de contrato es y cuáles son las tareas que debe realizar el contratado.

Tipos de Contratos Temporales

Según lo indicado por el Estatuto de los Trabajadores, en España se pueden encontrar diferentes tipos de Contratos Temporales.

Contrato de interinidad

Este es un Contrato Temporal que se celebra para cubrir un puesto vacante mientras realiza un proceso de selección o para sustituir a un trabajador que cuenta con reserva de puesto de trabajo. Este contrato puede durar el tiempo de ausencia del empleado sustituido, o el período en el que se esté celebrando el proceso de selección.

Dentro del contrato, debe especificarse cuál es la causa por la cuál se está celebrando y cuál el trabajador que se está sustituyendo. En la mayoría de los casos no hay posibilidad de una indemnización al finalizar, a menos que se trate de un trabajador que sustituye a una mujer embarazada.

Contrato por obra y servicio

Este es un contrato que se celebra cuando el trabajador sólo prestará sus servicio para una obra o servicio específicos. Se entiende que esta obra o servicio deben tener autonomía, desvinculandose de la actividad normal de una empresa.

En caso de que se desconozca cuál es la fecha de finalización, el contrato no puede durar más de 3 años (aunque puede contar con una renovación por 12 meses más). Una vez finalizado este contrato, es posible volver a contar con los servicios del mismo trabajador, pero la actividad que realice debe ser distinta.

Contrato eventual por circunstancias de la producción

Este es un Contrato Temporal que puede realizarse en casos donde una empresa cuenta con tareas acumuladas o tiene un exceso de pedidos. Si tiene una plantilla corta de trabajadores, es posible hacer contrataciones que puedan cubrir puestos de manera excepcional.

Dentro del contrato, se deben indicar cuáles son las causas de la eventualidad y cuál es la duración del mismo. Esta última no puede superar los 6 meses, dentro del período de 12 meses en donde se haya notificado la necesidad de puestos a cubrir. Por convenio colectivo, es posible extenderlo a 12 meses, siempre dentro de los siguientes 18 meses desde que se notificaron las causas que lo justifican.

Contrato de formación y aprendizaje

Se trata de un contrato en el cual se alterna trabajo con el aprendizaje de una tarea. La duración puede ser menos a un año, teniendo un máximo de tres años. Es posible modificar estos tiempos, convenio colectivo mediante, por un período entre 6 meses y 3 años.

Contrato en prácticas

El último de los Contratos Temporales, se puede celebrar en casos donde el trabajador cuenta con una formación profesional pero no tiene práctica en el puesto de trabajo. Cuenta con un mínimo de 6 meses de duración y un máximo de 2 años, sin posibilidad de extensión.

¿Qué significa que un Contrato Temporal esté en fraude de ley?

Se considera que un Contrato Temporal esté en fraude de ley, si el motivo por la que se realiza no está contemplado por la legislación vigente. La consecuencia de que suceda esto es que se el contrato pase a ser indefinido, contando desde el primer día. Esto está indicado en el Artículo 15.3 del Estatuto de los Trabajadores (“Se presumirán por tiempo indefinido los contratos temporales celebrados en fraude de ley.”)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *