Deuda Subordinada: ¿Qué es?

Indice

Deuda Subordinada

¿Qué es Deuda Subordinada?

Subordinar: tr. Clasificar algo como inferior en orden respecto de otra u otras cosas. (Real Academia Española, s.f., definición 2)

Una Deuda Subordinada es el tipo de deuda que peor se considera dentro de la calidad crediticia, incluso peor que la deuda senior. Debido a eso, clasifica a su titular en una peor posición que todos los acreedores con respecto a la preferencia de cobro (Algo también conocido como “orden de prelación”).

En estos casos, quien emite esa Deuda Subordinada ingresa a un evento conocido como quiebra o default, en el cual deberá asumir pérdidas de efectivo posterior a las acciones y previamente a la deuda senior. Esta deuda y las participaciones preferentes son consideradas, para las entidades crediticias, como un instrumento híbrido de capital. Por otro lado, tanto la Deuda Subordinada como las Acciones Preferentes cuentan con una correlación alta con respecto a las Acciones Ordinarias que cotizan en mercados de Renta Variable. Esto sucede por la cercanía que tienen con la estructura de capital del banco con esas acciones.

Las entidades crediticias emiten este tipo de Deuda Híbrida, en vez de Acciones Ordinarias, es porque aquellos productos híbridos no pueden ser dilutivos. Es decir, no pueden participar dentro de los beneficios, ya sean presentes o futuros, de dicha entidad.

¿Qué son los Bonos Subordinados?

A raíz de la Deuda Subordinada, se realizan este tipo de emisiones que pagan un interés mayor de la deuda que haya sida emitida. Estos bonos son llevados a cabo por las mismas entidades de cajas, crédito y bancos que manejan la deuda.

Los Bonos Subordinados pagan un tipo de interés mayor que los de la deuda que se haya emitido por el mismo emisor, cuenta con el mismo vencimiento de dicha deudas y se ubica en escalones superiores dentro del orden de prelación.

¿Qué son los Bonos Subordinados Especiales?

Los Bonos Subordinados Especiales se tratan de un tipo de deuda que cuenta con una serie de características distintivas:

  • No cuenta con un plazo de vencimiento. Eso significa que pueden llegar a ser perpetuas, permitiendo que la entidad no tenga la obligación de reembolsar a su principal.
  • Hay una previción con respecto al pago de intereses, teniendo en cuenta la posibilidad de pérdidas de la entidad.
  • Quien está invirtiendo tiene el riesgo de perder la totalidad del importe invertido, los intereses devengados y los no pagados. Esto va a suceder en caso de que la entidad necesitara absorber pérdidas una vez que se hayan agotado las reservas y aquellos recursos que sean asimilables al capital (las participaciones preferentes, por ejemplo).

¿Cómo repercuten las reglas de prelación en el caso de Deuda Subordinada?

Según la aplicadión de las reglas de prelación, en caso de haber un supuesto de procedimiento concursal o en el caso de una quiebra (default), comenzarán a asumir pérdidas por abajo:

  • Deuda senior secured (Cuentan con la posición privilegiada de ser los primeros en cobrar y los últimos en asumir pérdidas).
  • Deuda senior unsecured
  • Deuda Subordinada
  • Deuda híbrida
  • Acciones (En este caso, son últimos en cobrar y los primeros en asumir pérdidas).

Siguiendo esta la estructura de prelación, podemos deducir que el instrumento más caro para un emisor son las acciones. De manera que, a medida que se van subiendo escalones, el interés que se le pague al inversor va a ir disminuyendo. Es por eso que es mucho más barato que el emisor pueda financiarse.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *